Tramadol hcl 50 mg
amoxicillin 500 mg dosage
prednisone 20 mg price
tramadol 50mg
custom dissertation writing service

Cómo entender la toma de decisiones

Salí a comprar algunas cosas que me habían encargado para la casa.

Fui al supermercado más cercano pues a pesar de no ser el más grande donde se consiga todo, el tráfico y la falta de tiempo lo llevan a uno a seleccionar el lugar de compras por practicidad. Unos minutos después llevaba en el carrito de compras varias cosas que no había ido a buscar; y las que necesitaba, todavía no estaban entre lo escogido. ¿Les ha pasado esto alguna vez?

Para algunos, los conceptos que expreso a continuación servirán simplemente de divertimento pero para otros serán una herramienta de trabajo. Estos interrogantes acerca de cómo se explican decisiones que aparentemente no tienen justificación, especialmente cuando compramos, han sido por años y años motivo de investigación y de inversiones millonarias en la industria, el marketing y la comunicación publicitaria. En este blog encontrarán casos, ejemplos, videos y mucha información que les va a permitir pensar más asertivamente y actuar más exitosamente al momento de definir estrategias en el futuro.

¿Cómo justificamos que en un restaurante de comida rápida le ofrezcan para escoger entre trocitos de deliciosa y sana manzana (an apple a day keeps the doctors away) contra papitas fritas (carbohidrato frito en aceite reutilizado y a altas temperaturas) y la mayoría de las veces uno opte por las no tan sanas papas?

¿Por qué unas personas dicen preferir una bebida refrescante negra sobre otra cola negra si en pruebas ciegas de sabor no logran saber cuál es cuál? Lo mismo sucede con las cervezas y muchos otros productos que no son solo de consumo masivo.

Debemos entonces entender qué hay detrás de las decisiones del ser humano. Se ve muy sencillo: ¨necesito, encuentro, escojo y ya¨! ¿Fácil, no?

Pero detrás de una decisión ocurren una gran cantidad de cosas; concurren una gran cantidad de factores. Vamos a analizarlos desde un punto de vista diferente al que seguramente han estado acostumbrados.

Lo primero que vamos a revelar es que las decisiones están influenciadas por nuestra herencia cultural. Esta herencia es el llamado ¨inconsciente colectivo¨ definido por Carl Jung; una persona nacida en oriente llega al mundo con rasgos físicos diferentes a la mayoría de las personas nacidas en occidente; sus ojos ya nos indicarán evidencias de la herencia diferente; tras esta característica vienen muchas diferencias en cuanto a creencias y comportamientos que veremos más adelante.

Luego, según el lugar donde la persona crece, va aprendiendo y adoptando una serie de conductas que llegan a convertirse en algunos casos en hábitos y que se reflejan por ejemplo en que una persona nacida en la India no comerá carne de res, mientras que si nace en Argentina esta será parte fundamental de su dieta y si nace en Alemania la comerá en forma de salchicha.

A esta altura ya iremos entendiendo y aceptando que detrás de las decisiones confluyen una serie de factores que las influyen y en muchos casos las determinan; obviamente cuando hablamos de decisiones de compra o de consumo, también serán determinantes estas influencias.

Este es solo el comienzo. De este punto en adelante vamos a ver que hay varios factores más que hacen que una decisión de compra sea tomada de manera diferente aunque el cerebro de la persona tenga la misma ¨configuración¨ en el cuerpo de la persona nacida en la India, la nacida en Argentina o la nacida en Alemania. Esto nos empieza a explicar también el porqué algunas teorías como el Neuromarketing algunas veces funcionan y otra veces, no. Hasta este punto debe haber quedado claro que el cerebro no ha tenido mayor injerencia sobre las decisiones. Bajo este esquema queda claro que es imposible venderle al indio un buen ¨steak¨, como será muy difícil convencer al argentino de no comerse un buen ¨choripán¨.

Aún sin haber completado la serie de influencias que afectan las decisiones, queda tan claro el tema que ya podemos explicar dónde es que se toman las decisiones.

¿Han oído hablar del plexo solar? ¿Saben lo que es? En mi experiencia, en occidente muy pocos saben lo que es el plexo solar aunque algunos dicen haber escuchado algo pero igual no tienen idea de para qué sirve. Efectivamente no se trata de una fase del sol, ni de una afección de la piel ni momento del día. Se trata de una parte del cuerpo humano que tenemos todos aunque tanto lo ignoren por completo hasta este momento. Es una de las redes nerviosas más importantes del organismo y está ubicada detrás de la boca del estómago; si, ahí donde sentimos la angustia cuando tenemos pánico o lo que por su cercanía llamamos ¨una corazonada¨.

En oriente es reconocido como el CENTRO DE LA VOLUNTAD. Si, donde la voluntad se manifiesta. Y si encontramos que hasta este punto el cerebro no ha participado fundamentalmente en la toma de las decisiones, estaríamos dispuestos a aceptar que las decisiones son una manifestación de voluntad? Entonces estaríamos dispuestos a aceptar que las decisiones se toman con una influencia importante del centro de la voluntad, es decir, el plexo solar.

Esta es la base del PLEXOMARKETING©. La nueva teoría de marketing que acepta y afirma que las decisiones de compra y consumo tienen que ver más con el plexo solar que con el trabajo del cerebro.

Más adelante vamos a corroborar la teoría profundizando en los demás factores que influyen en las decisiones, con ejemplos y casos reales.

La teoría está totalmente desarrollada y explicada en mi libro titulado PLEXOMARKETING, COMPRO PORQUE ME DA LA GANA! Y será tratada en profundidad en contenidos dentro del portal www.wikiknowhow.org

Categorías: Blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *